Navegación: Tres veranos sin leer es un año perdido en desarrollo intelectual