Relación entre las recaídas clínicas y la pérdida de sustancia gris en pacientes con un primer episodio maníaco

0

Dr. Jesús García Jiménez

Un objetivo prioritario en el tratamiento del trastorno bipolar es conseguir que los períodos de remisión clínica sean lo más duraderos posible. Esto es, si cabe, más importante al inicio, puesto que la estabilidad en etapas tempranas de la enfermedad se ha asociado a un mejor rendimiento cognitivo1 y psicosocial2, así como a una mayor calidad de vida percibida por los pacientes a largo plazo3.

Las teorías más actuales señalan que durante una descompensación se produce una depleción de factores neurotróficos y una liberación masiva de neurotransmisores y moléculas proinflamatorias, provocando una lesión estructural y funcional del tejido cerebral4, que queda sensibilizado frente a futuros estresores5. En la resonancia magnética de pacientes crónicos con mal control de la enfermedad, se han encontrado alteraciones en áreas como el córtex prefrontal y temporal, la ínsula o el córtex cingulado anterior, involucradas todas ellas en el procesamiento y regulación de las emociones6.

Según un reciente metanálisis de estudios de imagen en el trastorno bipolar7, estas alteraciones son mínimas al inicio de la enfermedad y se van agravando con las sucesivas descompensaciones. Sin embargo, en la actualidad no es posible relacionar específicamente las lesiones anatómicas con el número de recaídas, al disponer fundamentalmente de estudios transversales.

Por este motivo, un grupo de investigadores canadienses han llevado a cabo un estudio de seguimiento sobre 41 pacientes con un primer episodio maníaco y 25 controles sanos, a los que se les realizó una resonancia magnética basal y otra al cabo de un año8. El objetivo principal fue comparar los cambios morfológicos cerebrales entre el grupo de voluntarios sanos y el grupo de pacientes bipolares, que a su vez se dividió entre los que se mantenían estables y los que sufrían alguna recaída durante el período de observación. Al analizar los resultados no hubo diferencias significativas entre el grupo de pacientes estabilizados y los controles sanos, mientras que en aquellos pacientes que se descompensaban existía una mayor pérdida de sustancia gris en regiones frontales, temporales y parietales.

Los autores concluyen que, si bien son necesarios más estudios para confirmar estos hallazgos, el abordaje precoz e integral en el trastorno bipolar desde etapas tempranas resulta fundamental, pues las lesiones neuroanatómicas observadas en pacientes con un deterioro funcional avanzado, pueden aparecer desde el comienzo de la enfermedad si no se alcanza una adecuada remisión sintomática.

  1. Kozicky J, Torres IJ, Silveira LE, et al. Cognitive change in the year following a first manic episode: association with illness progression. J Clin Psych.2014; 75, e587-e593.
  2. Kauer-Sant’Anna M, Bond DJ, Lam RW, et al. Functional outcomes in first-episode patients with bipolar disorder: a prospective study from the systematic treatment optimization program for early mania project. Compr Psychiatry.2009;50(1):1-8.
  3. Michalak EE, Torres IJ, Bond DJ, et al. The relationship between clinical outcomes and quality of life in first-episode mania: a longitudinal analysis. Bipolar Disord. 2013;15:188-98.
  4. Post RM. Mechanisms of illness progression in the recurrent affective disorders. Neurotox Res.2010;18:256-71.
  5. Kapczinski F, Vieta E, Andreazza AC, et al. Allostatic load in bipolar disorder: implications for pathophysiology and treatment. NeurosciBiobehav Rev. 2008;32:675-92.
  6. Bora E, Fornito A, Yucel M, et al. Voxelwise meta-analysis of gray matter abnormalities in bipolar disorder. Biol Psychiatry. 2010;67:1097-105.
  7. Selvaraj S, Arnone D, Job D, et al. Grey matter differences in bipolar disorder: a meta-analysis of voxel-based morphometry studies. Bipolar Disord. 2012;14:135-145.
  8. Kozicky JM, McGirr A, Bond DJ, et al. Neuroprogression and episode recurrence in bipolar I disorder: A study of gray matter volume changes in first-episode mania and association with clinical outcome. Bipolar Disord. 2016 Sep;18(6):511-9.

FUENTE: https://bak.campussanofi.es

Comentarios están cerrados.