La Navidad perjudica seriamente la salud… de las parejas

0

Las fiestas navideñas es el momento del año en el que estadísticamente se rompen más relaciones, especialmente las consolidadas

Aunque se piense que es el comienzo del verano el momento en que se viven más rupturas, son en realidad las navidades el momento de mayor vulnerabilidad para las parejas. Así lo avala la estadística. Los datos del Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) confirman que un 26 % del total de divorcios españoles en el año 2018 tuvo lugar después de las fiestas navideñas. Por su parte, los datos recopilados por el portal «Information Is Beautiful», en el que se ha observado la actividad de los 2.271 millones de usuarios activos de Facebook cuando actualizan la pestaña que indica «Situación sentimental», destacan que unas semanas antes del comienzo de la Navidad es el momento más probable para que una pareja rompa.

«El verano también es una época vulnerable, y tiene un factor común, porque ambos periodos tienen una intensidad familiar», explica Adrián Montesano, profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC y experto en terapia familiar y de pareja. «La diferencia con la Navidad es que no solo vas a pasar más tiempo con tu pareja, como en verano, sino que también con tu familia de origen», añade el experto.

El profesor también hace un apunte, y es que aunque esta época resulte más «peligrosa» para las parejas, «debemos ver el todo como un proceso». «Una ruptura es larga, en este caso estamos hablando de parejas que llevan ya tiempo juntas, y al atisbar que viene una época en la que van a estar obligados a pasar mucho tiempo en compañía, se precipita la ruptura», explica.

Caldo de cultivo ideal

El profesor Montesano comenta que, aunque la estadística es clara, es necesario «mirar caso a caso». «Hay parejas que no están nada cuidadas y es en estos periodos de intensidad cuando se dan cuenta de que lo están pasando mal; hay otros momentos, una situación en la que está toda la familia, y se bebe alcohol, se empieza a discutir y es la gota que colma el vaso…, hay muchas variantes», comenta.

Pero, las rupturas y separaciones también son muy frecuentes al comiendo de enero, como si de «propósitos de año nuevo» se trataran. «Muchas personas aprovechan una fecha señalada, en este caso el comienzo de año, para tomar decisiones. No me resulta verosímil que pueda ser muy general, pero puede haber algún caso que decida empezar el año con una nueva vida en la que ya no cabe una relación deteriorada», expone el doctor Francesc Núñez.»

El profesor Adrián Montesano confirma el planteamiento de Núñez. «Puede influir que la Navidad signifique un periodo de revisión personal y por tanto incite a la toma de decisiones de este tipo. La experiencia clínica nos enseña son habituales pensamientos del tipo: “Si de aquí a Navidades la cosa no ha cambiado…”».

Una ruptura a tiempo, una victoria

Pasar por un proceso de ruptura durante las fiestas navideñas tiene sus particularidades. «Aunque es algo muy personal, mucha gente se sirve de estas fechas, en las que se acuden a muchos eventos sociales, para explicar lo que ha pasado», comenta Montesado, y continúa: «Esta demanda social puede proporcionarnos un bienestar y un vínculo de apoyo de los nuestros, aunque para otros, en cambio, puede generar mucho estrés».

Aunque una pérdida o ruptura siempre es complicada de gestionar, Adrián Montesano hace hincapié en la idea de que la separación muchas veces «es la opción más saludable». «Está demostrado que el malestar en pareja crónico puede tener efectos negativos en la salud mental y física de las personas», avisa el profesor. «Una ruptura a tiempo es siempre una victoria», concluye.

Fuente: www.abc.es

Comentarios están cerrados.

Call Now Button